dest

La ciencia médica judía

MsC. Adriana Hernández Gómez de Molina

Febrero 7, 2019

 

Como cada jueves, la Sala Polivalente del Centro para la Interpretación de las Relaciones Culturales Cuba-Europa: Palacio del Segundo Cabo acoge el encuentro habitual Té de la Historia, organizado por la institución y el Museo de la Ciudad.

En esta ocasión, se contó con la presencia de la MsC. Adriana Hernández Gómez de Molina, profesora de Historia en el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, quien abordó un aspecto más del contexto histórico, artístico y cultural de la España del siglo XV, en relación con el marco temporal de la serie televisiva Isabel. Con el tema La ciencia médica judía, hizo referencia a los avances científicos de la población judía de España y ejemplificó sobre algunas de las figuras más destacadas en la esfera científica.

Al inicio de su disertación, comentó sobre la representatividad que tuvieron los judíos en las cortes españolas. Justo en los momentos en que la tradición de estos médicos alcanza su máximo esplendor, en la corte de Isabel también se encuentran presentes. Pero, “¿qué factores hicieron posible que los judíos desarrollaran esta ciencia?; tal fue la interrogante que la investigadora planteó al comienzo con el propósito de brindar las respuestas en el desarrollo de su conferencia.

En primera instancia, la ponente habló de la dispersión de las comunidades judaicas en la España del siglo XV. Si bien la distancia que mantenían unas con otras, estas se conectaban mediante el comercio, la religión y la educación, produciendo un continuo intercambio cultural que se irradió por toda España. En ese sentido, se enfatizó sobre la calidad de la enseñanza judía, con un saber remontado a la cultura árabe.

Otro de los aspectos que comentó la conferencista sobre el desarrollo de la ciencia judía fue la relativa tolerancia que tuvieron durante esa época en España. Aun cuando existía cierta discriminación hacia ese sector de la población, muchos reyes contaron con los servicios de los médicos judíos en sus cortes. Entre muchos personajes de la realeza, la MsC. Gómez de Molina hizo referencia al padre de Fernando de Aragón, el rey Juan II de Aragón, a quien los médicos le operaron satisfactoriamente de cataratas. La reina Isabel también los tuvo en su corte y en varias ocasiones le salvaron la vida.

Asimismo, la conferencista ejemplificó algunos de exponentes más representativos de la ciencia médica judía. Entre ellos destacó Maimónides, quien escribió un buen número de tratados: Tratado sobre los venenos y sus antídotos (1199), Guía de la buena salud (1198), Explicación de las alteraciones (1200) y Tratado de dietética e higiene. También comentó sobre otros avances de la medicina judía, tales como la fabricación de instrumentos y utensilios para la práctica médica.

Ya para concluir, la MsC. Gómez de Molina afirmó lo siguiente:

“Si a los principios morales, higiénico-dietéticos de sus libros sagrados, le sumamos la herencia del saber médico griego -fundamentalmente hipocrático- y su interactuación con la ciencia médica árabe, se puede entender el éxito de los médicos judíos en la península Ibérica durante la Edad Media. (…) La expulsión de 1492 produjo un vacío en la medicina ibérica, sobre todo en muchas localidades que disponían antes de un médico judío, que tardó años en ser cubierto”.

dest

Burgos, una plaza estratégica

Lic. Víctor Manuel Ruiz Hernández

Enero 24, 2019

 

Como cada jueves, llega a la Sala Polivalente del Centro para la interpretación de las relaciones culturales Cuba-Europa: Palacio del Segundo Cabo, el encuentro habitual Té de la Historia, donde se promueven los conocimientos a partir de actividades didácticas e interactivas. Al correspondiente capítulo de la serie española Isabel, le antecede una conferencia sobre algún tema del contexto histórico, artístico y cultural que recrea la saga.

En la mañana de hoy se contó con la presencia del Lic. Víctor Manuel Ruiz Hernández, quien ofreció el tema Burgos, una plaza estratégica, teniendo en cuenta la importancia que alcanzó la ciudad en la época de los Reyes Católicos. El conferencista comenzó su ponencia con los antecedentes y surgimiento de la urbe: “aunque la actual ubicación de la ciudad se encontraba poblada desde antes de la conquista romana (…) no será hasta la temprana Edad Media cuando se tenga la primera referencia acerca de Burgos”. Asimismo, comentó el origen de la ciudad, cerca del año 884, cuando el conde Diego Porcelos “estableció una población alrededor de una fortaleza avanzada de Castilla”.

Burgos, término de origen germánico, “alude a la condición de nuevo poblamiento como núcleo fortificado”. Su situación geográfica, “en la encrucijada de las principales rutas de la época y en mitad del Camino de Santiago”, así como la conexión con los puertos del Cantábrico, propiciaron el desarrollo comercial de la ciudad y, por tanto, el acelerado crecimiento de la urbe.

El Lic. Ruiz hizo referencia a momentos fundamentales de la historia de Burgos, como la condición de capital que obtuvo con la creación del reino de Castilla por Fernando I y la elevación al rango de sede episcopal con Alfonso VI. Con el reinado de Fernando de Aragón e Isabel de Castilla, Burgos alcanza “la cumbre de su riqueza, entre otras razones, con la expansión del comercio lanero castellano”.

“La casa del Cordón, esplendido edificio civil de estilo gótico cuyas obras empiezan en 1476 (…) se convirtió en emblema de la política imperialista de los Reyes Católicos, pues fue allí donde, el 23 de abril de 1497, Fernando e Isabel recibieron a Cristóbal Colón de vuelta de su segundo viaje a América”, aseveró el ponente.

El Lic. Ruiz abordó, además, del desarrollo de la imprenta en Burgos. La ciudad “se caracterizó por una dinámica vida cultural, de la que es cabal reflejo la intensa actividad editorial (…). Los Reyes Católicos, conscientes del impacto de la imprenta como vehículo de consolidación del poder y de homogeneización sociopolítica, otorgaban una serie de privilegios a los imprenteros extranjeros para que se establecieran en España”.

El conferencista habló sobre Fadrique Alemán, el más destacado entre las figuras del arte tipográfico. “De sus tórculos salió un cuantioso número de ediciones oficiales, entre las que sobresale la publicación del texto integral de la bula pontificia de convocatoria del V Concilio Lateranense, al que prestó apoyo diplomático y militar Fernando de Aragón”.

Burgos, una plaza estratégica, fue una oportunidad para conocer al respecto de una de las principales ciudades durante el reinado de Fernando e Isabel y sobre los acontecimientos fundamentales que marcaron su historia y desarrollo. El Lic. Ruiz culminó su disertación afirmando que la etapa de mayor esplendor de la ciudad coincide con el reinado de los reyes Católicos, entre los siglos XV y XVI. Burgos “llega a tener 25 mil habitantes y la ciudad se expande hacia el otro lado del río Arlanzón”. El intercambio comercial nunca mermó en la urbe, hecho que también contribuye a su desarrollo y expansión.

dest

Presentación del documental “La silla y el General. Una historia entre Cuba y Mallorca”

Dr. Leal presentando el documental

Fotos: Néstor Martí

Enero 16, 2019

 

El Historiador de la ciudad de La Habana, Dr. Eusebio Leal, presentó en la mañana de hoy el documental realizado por Pedro Echave que narra la historia de la silla de campaña del Lugarteniente General Antonio Maceo: La silla y el General. Una historia entre Cuba y Mallorca.

Devenida símbolo de la independencia cubana, la silla se talló en tronco de palma, con una estrella de cinco puntas y las iniciales del Titán de Bronce. Fue donada por la familia Weyler al ayuntamiento de Mallorca en los años 30´ de la pasada centuria, y fue expuesta en el Museo Histórico Militar de San Carlos y luego en los salones del Castillo de Bellver, ambos en Palma de Mallorca. La silla fue traída a La Habana por el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, después de 121 años de haber sido incautada como botín de guerra por el general mallorquín Valeriano Weyler. Actualmente se encuentra exhibida en la Sala de las Banderas del Museo de la Ciudad: Palacio de los Capitanes Generales, en calidad de préstamo temporal renovable.

El Dr. Leal comentó del documental que fue “preparado por los que gestionaron durante largos años el tema de la silla de madera”. En el audiovisual se aborda la personalidad de Maceo como uno de los principales líderes de las gestas libertadoras, así como también la figura de Valeriano Weyler, capitán general de Cuba desde 1896 en sustitución de Arsenio Martínez Campos.

Sobre Weyler, el Historiador de la ciudad comenta que emerge con la guerra grande y que “su experiencia militar se forjó fundamentalmente en la guerra de Cuba”. En Camagüey, junto a un grupo, “hace operaciones de contrainsurgencia muy violentas”.

“En el momento más crítico de la guerra de Cuba (1895), es llamado a sustituir a su enemigo conceptual desde el punto de vista de los métodos militares, que era el capitán general Arsenio Martínez Campo”, sentenció el Dr. Leal, cuando el proyecto de este ha fracasado y los libertadores se encontraban “a las puertas de La Habana”.

También habló de la reconcentración de Weyler: “como militar, él justifica que la guerra es un acto bárbaro (…), ordena y manda a que se envenenen los pozos, que se saquen a todas las familias del campo, que todo el que no se presente bajo bandera blanca en determinado momento sea considerado un adversario y fusilado sobre el terreno (…) En dicho momento, ese ejército en Cuba tenía un contingente superior a los 240 mil soldados, la más grande concentración militar que se produjo en las guerras americanas”.

Ya al final de su disertación, el Dr. Leal comentó que “el documental muestra la historia de lo que rodea la silla, ocupada por las tropas españolas en un punto de la Sierra del Rosario posiblemente, en la campaña del Rubí (…). Maceo tiene que salir de Pinar del Río hacia La Habana y no podía hacerlo con el ejército en la línea militar porque era hermética (…). Finalmente, lograron pasar con el barquero Soto del Mariel, que se brindó a pasarlos por esa bahía en un bote en el que se trasladaron 18 hombres en 4 viajes. La silla se quedó”.

El documental tiene declaraciones muy interesantes sobre todos esos temas históricos relacionados con la silla de Maceo, su traslado a España y la gestión de Cuba por devolver a su suelo patrio uno de los símbolos de las guerras independentistas cubanas.

“Después de 20 años de gestión y reclamación se logró finalmente acceder a un préstamo de la silla con voluntad de que sea prorrogado y entendiendo que la silla era parte de la historia de Cuba y que está enredada en esos sentimientos de Patria y fraternidad que tantos años después persisten entre el pueblo cubano y el español”, he ahí la importancia del documental.

dest

“Isabel”, material audiovisual de excelente factura

Jesús Francisco Yagües

Enero 10, 2019

 

Vuelve a la Sala Polivalente del Palacio del Segundo Cabo el Té de la Historia, con la proyección de la serie Isabel y el primer capítulo de su segunda temporada. Como es habitual cada jueves, el espacio promueve el intercambio con especialistas sobre el contexto histórico, artístico y cultural de la España del siglo XV y la saga Isabel como producto audiovisual. En esta ocasión, tuvo lugar la conferencia Valores cinematográficos de un material audiovisual de éxito, del especialista cinematográfico de la Dirección de Gestión Cultural de la Oficina del Historiador: Jesús Francisco Yagües.

El ponente comenzó su disertación haciendo referencia a dos de los aspectos fundamentales presentes en todo producto audiovisual: la forma y contenido, “la forma visual en que se expresa lo que se quiere decir”. En su presentación, Jesús Francisco Yagües comentó sobre los principales elementos que caracterizan la serie y la hacen un “material audiovisual de éxito”, tales como el guion, la interpretación y caracterización física de personajes, las locaciones y el vestuario.

Sobre el guion, el especialista se refirió como “de excelente y correcta factura, con diálogos inteligentes, que trata de ser fiel, en todos los sentidos, a aquello que se está representando: la España del siglo XV”. Asimismo, habló del reparto de actores y la interpretación de los personajes, al que se refirió como de un magistral resultado.

En cuanto a las locaciones, el conferencista dijo que se “han cuidado en extremo y están minuciosamente escogidos (…), eliminando digitalmente lo que sobraba para no caer en anacronismos o añadiéndole elementos de época”. Por otra parte, el vestuario lo caracterizó como “acorde a la época, en su gran mayoría” y la correcta confección de peinados y maquillajes.

Por último, Jesús Francisco Yagües concluyó su ponencia con la afirmación de que en “el serial Isabel se trata simplemente de hacer un espectáculo digno sobre la identidad española pero anteponiendo el entretenimiento, el espectáculo y la pura narración por encima de otros intereses”. Todos los elementos antes mencionados por él, hacen de la saga televisiva Isabel un producto audiovisual de excelente realización y funciona como testimonio fiel de la época que refleja la España en el tránsito de la época medieval hacia el Renacimiento.

dest

Último encuentro del Té de la Historia hasta enero próximo

Dr. Ángel Pérez Herreros

Diciembre 6, 2018

 

En la mañana de hoy se celebró el último encuentro del Té de la Historia correspondiente al año 2018. La serie Isabel llega al capítulo final de la primera temporada, que culmina con su entonación como reina de Castilla tras la repentina muerte de su hermano Enrique IV.

La ocasión fue propicia para la conferencia del Dr. Ángel Pérez Herreros, Isabel, reina de Castilla, donde no solo se reafirmó la trascendencia de la coronación de Isabel para Castilla y la Península Ibérica sino que sirvió como conclusión del primer ciclo del Té de la Historia y los temas abordados en las diferentes ponencias.

El Dr. Pérez Herreros comentó sobre el contexto histórico en el que se desarrolla la saga, caracterizado por el proceso de decadencia del feudalismo aun cuando quedaban instituciones y señores feudales, y en el cual se va asentando una nueva forma de economía. Asimismo, sentenció que “no se puede entender un periodo histórico sin tener en cuenta el arte, la cultura y las manifestaciones artísticas”, ya que se tratan de procesos que se interrelacionan e influyen mutuamente.

En tal sentido, sobre la literatura de la época, el conferencista habló de la lírica, la cual encontró espacio en los medios populares. Hizo referencia, además, al marqués de Santanilla, quien fue una figura muy importante al ser uno de los primeros en ensayar con el soneto. Con respecto al drama, dijo que fue utilizado como instrumento ideológico mediante el cual la Iglesia reforzaba su poder a partir de la sentencia de que “una imagen vale más que mil palabras”. Luego, con el Papa Inocencio III, se suspendieron las funciones dentro de los templos litúrgicos y comienza a resquebrajarse el aislamiento social con el inicio de las ferias. En estas era recurrente la incorporación de un tablado con escenografía donde se representaban obras teatrales.

Después de contextualizar el periodo, el Dr. Pérez Herreros dialogó sobre Isabel y las dificultades que tuvo que enfrentar para acceder a la corona. Aun así, su reinado se caracterizó por ser una monarquía absoluta y marcó el inicio de una nueva época en la Península Ibérica. Los Reyes Católicos (Isabel de Castilla y Fernando de Aragón) fueron quienes terminaron la lucha contra los moros con la caída del reducto de Granada, además del apoyo que le dieron al almirante Cristóbal Colón en su viaje que terminó con el descubrimiento de un nuevo continente. En correspondencia con la magnificencia de su reinado, el arte funcionó como testimonio de los logros alcanzados en su periodo monárquico.

Así despide el Té de la Historia este 2018, con la invitación al jueves 10 de enero de 2019 para continuar dialogando con especialistas e iniciar la proyección de la segunda temporada de Isabel.

dest

La inclinación política de la balanza

Dr. Carlos Ariel Díaz Abad

Noviembre 29, 2018

 

Continúan los encuentros del Té de la Historia en la Sala Polivalente del Palacio del Segundo Cabo. El último de ellos, celebrado en la mañana de hoy, comenzó con la conferencia El favor de Roma: la inclinación política de la balanza, a cargo del Lic. Carlos Ariel Díaz Abad.

El especialista abordó el tema de la iglesia hasta principios del siglo XVI y las relaciones de poder que se establece entre esta y los diferentes reinados europeos, en la lucha por mantener sus propios intereses y hegemonía. La ponencia comenzó con los inicios del cristianismo durante el Imperio Romano y cómo fue rechazado hasta el año 335, cuando se aprueba el primer concilio de la iglesia católica y, a partir de entonces, “comienza a desempeñar un papel cada vez más importante en los rejuegos políticos”.

Para el siglo XV, la influencia de la santa sede fue tal que “tenía injerencia incluso en el nombramiento de oficiales, condes y duques en los territorios de Europa, porque había vuelto a ser un poder soberano y central. De hecho, se consideraba que el soberano último de toda Europa era el propio Papa”, aseveró el Lic. Díaz.

Asimismo, el historiador hizo referencia a algunas de las figuras más importantes dentro de la iglesia, entre las que se encuentra el obispo: “sacerdote que está al frente de una diócesis y que puede gestionar todos los sacramentos que administra la Iglesia católica; designado directamente por el Papa a recomendación de las autoridades civiles”. Pero este personaje no solo se inmiscuye “en los asuntos espirituales sino también coadyuva al control social, cultural y civil de esa población determinada”. Según comentó el Lic. Díaz, “estos cargos se volvieron muy cotizados” por la autoridad que suponían para el dominio y control de la ciudad.

“La designación de un obispo, cardenal e incluso del propio Papa, traía consigo un rejuego político”, aseguró el conferencista. Es por ello que en las elecciones del Papa los grandes monarcas jugaban un papel importante en tanto este velaba por sus intereses. La situación política conllevó a mantener vínculos estrechos entre el Papa y los grandes monarcas, en donde la santa sede se aprovechó de las relaciones entre los poderes de la época “para mantener su hegemonía religiosa, política y cultural en toda Europa”.

De esta manera, la Iglesia católica aumentaba su poderío al aliarse a un determinado rey que le reportase beneficios económicos. Ya para concluir, el Lic. Díaz afirmó que:

“La Iglesia Católica era el principal señor feudal de toda Europa. Un tercio de todas las tierras cultivables de Europa pertenecían de manera directa a la santa sede. Con un patrimonio de esa dimensión, así mismo debía a ser su magnitud política. Las influencias que iba a tener Roma en la época podían destituir a un rey y causar rebeliones masivas de varios súbditos para destituir a ese monarca.”

Festival

Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano

40 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano

El Palacio del Segundo Cabo se suma a las sedes del 40 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, a celebrarse del 6 al 16 de diciembre, 2018, con una programación especial titulada La Habana 500 años. Se trata de un homenaje por el 500 aniversario de la fundación de la villa San Cristóbal de La Habana.

El evento, que por cuatro décadas ha defendido el cine latinoamericano en toda su extensión, dedica esta edición al cineasta cubano Tomás Gutiérrez Alea (Titón), director de filmes como Muerte de un burócrata (1966), Memorias del subdesarrollo (1968), Los sobrevivientes (1979), Fresa y chocolate (1993), entre otros.

Programación

Sala Polivalente / 3.00 p.m.

Viernes 7

Habla Carpentier… sobre La Habana (1912-1930). Dir. Héctor Veitía. Sinopsis: Carpentier realiza una exposición amena y llena de recuerdos de lo que fue La Habana de su infancia y juventud. A partir de los recuerdos personales de su niñez poco a poco va trazando un cuadro de la evolución de la capital cubana, desde lo que él llama «una ciudad de provincias española», hasta lo que llegó a ser La Habana a la caída del gobierno de Machado.

Sábado 8

Vampiros en La Habana. Dir. Juan Padrón. Sinopsis: Parodia de los filmes de gángsters en que unos vampiros de la mafia internacional intentan robar una fórmula mágica que les permitirá vivir a la luz del día. Esta fórmula ha sido trasladada a La Habana por su inventor.

Martes 11

Habana del Centro, ensueño de sombras. Dir. Lourdes Prieto. Sinopsis: Pasado y presente de la Habana del Centro, conjunto patrimonial que precisa de un rescate inminente.

Un siglo de El Vedado. Dir. Cristina Fernández y Calos León. Sinopsis: Ana y Luis investigan sobre la barriada de El Vedado. De pronto, un encuentro producirá una nueva experiencia en sus vidas.

Retrato de La Habana. Dir. Humberto Solás. Sinopsis. Una mirada a La Habana a través del ojo poético del cineasta Humberto Solás.

Miércoles 12

Suite Habana. Dir. Fernando Pérez. Sinopsis: La Habana, hoy, es un punto de referencia para muchos, un misterio para otros y un sueño lleno de contradicciones y contrastes para quienes la aman o la critican. Pero La Habana no es solo un espacio, una sonoridad, una luz; La Habana es su gente. Este filme es un día cualquiera en la vida de unos cuantos habaneros corrientes. Cada uno de los personajes representa la curiosa diversidad que anima la ciudad… porque no hay una sola Habana: hay muchas Habanas invisibles y distintas para vivir.

Jueves 13

Leal al tiempo. Dir. Luis Alberto García Novoa. Sinopsis: Retrato muy personal del Dr. Eusebio Leal Spengler, no solo desde el punto de vista de su trabajo en la Oficina del Historiador, sino también desde una mirada más íntima y personal, con testimonios de los habitantes de La Habana Vieja y figuras de la cultura cubana.

dest

Fernando de Aragón: el ideal del príncipe medieval

Lic. Víctor Manuel Ruiz Hernández

Noviembre 15, 2018

 

La figura del rey Fernando de Aragón fue muy importante en la España del siglo XV y XVI. Debido a la trascendencia de dicho personaje y su papel activo en la serie Isabel, este día tuvo lugar la ponencia Fernando de Aragón: el ideal de príncipe medieval, del Lic. Víctor Manuel Ruiz Hernández, como parte de las actividades del Té de la Historia.

El Lic. Ruiz comentó sobre la vida de Fernando, quien nació el 10 de mayo de 1452 y apenas nueve años después fue nombrado heredero al trono de Aragón. Asimismo, se refirió al momento en que su vida se entrelaza con la de Isabel, cuando el 7 de enero de 1468 se firmó un acuerdo según el cual ambos, de celebrarse el matrimonio, actuarían conjuntamente y tomarían decisiones entre los dos.

En cuanto a su reinado, el ponente enfatizó las capacidades de Fernando de Aragón “a la hora de planificar la política exterior de los reinos en los que gobernaba y de movilizar y pacificar las fuerzas internas de los mismos al servicio de sus intereses, haciendo uso de la guerra como elemento de control de los nobles castellanos.”

Acerca del concepto de príncipe nuevo, el conferencista se remitió a Maquiavelo, quien entendía que “el príncipe nuevo debía ser capaz de ejercer su autoridad en su reino y llevarlo a las más altas cotas del éxito”, lo cual se ejemplificaba con la unificación de las coronas de Castilla y Aragón. El príncipe también “debía ser capaz de mostrar su fuerza en el exterior y, para Maquiavelo, Fernando realizó esta tarea con gran mérito en la conquista del reino de Granada y en sus incursiones en África, Italia y Francia”. En este aspecto, concluyó que “Fernando de Aragón fue un pilar fundamental de los triunfos de las dos coronas hispanas y un ejemplo de los príncipes nuevos que comenzaron a aparecer en Europa a partir del siglo XV”.

Al final de su ponencia, el Lic. Ruiz habló sobre cómo la “trayectoria vital de Fernando II de Aragón y V de Castilla refleja perfectamente la transición entre los tiempos medievales y moderno, encarnando el paso de unos estados situados en la periferia de Europa a un imperio plurinacional, convertido pronto en la mayor potencia del mundo.”

Dr. Michael González en su conferencia

El matrimonio político y la bula papal

Dr. Michael González en su conferencia

Por: Lic. Amanda Ramírez Viñas

 

Un nuevo encuentro del espacio habitual Té de la Historia se celebró en el Centro para la interpretación de las relaciones culturales Cuba-Europa, Palacio del Segundo Cabo. Con el título El matrimonio político y la bula papal, la conferencia introductoria estuvo a cargo del Dr. Michael González Sánchez, Director de Patrimonio Cultural de la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana.

Antes de adentrarse en el tema propiamente dicho, el Dr. González esbozó una serie de factores contextuales determinantes en la profusión de los matrimonios políticos en la España del siglo XV: la dispersión de los reinos (recordar que España por esos años no era una nación unificada sino un conjunto de reinos independientes), la economía agraria y ganadera de los señoríos feudales y, principalmente, los conflictos bélicos entre dichos reinos y las consecuencias que ocasionaron.

También hizo referencia al descenso de la economía que generó la guerra, debido a la necesidad de destinar las producciones de cultivos y animales como víveres para la mantención de los ejércitos. Asimismo, se dejaba de producir la tierra para ir a la guerra y por la inestabilidad e inseguridad que había en los territorios. Para los señores feudales, significó el paro en el enriquecimiento de sus fortunas.

En ese contexto fue que se extendieron los matrimonios políticos. El ponente los caracterizó como “el matrimonio que se arregla entre diferentes casas reinantes o familias” para el fortalecimiento propio de su casa a través de ese casamiento. También habló del surgimiento de un “tronco común familiar”, en el que las genealogías de las diferentes familias se unían a partir de la consanguinidad de la descendencia fruto de la boda. Ello trajo consigo la “unión de intereses, coronas y divisiones territoriales”.

El Dr. González sentenció: “como es tradición que las familias poderosas se unan entre ellas, llegó el momento en que todo el mundo fue familia”. En esos matrimonios políticos entre miembros de un mismo linaje jugaron un rol fundamental las dispensas papales: licencias que otorgaba el Papa, como favores excepcionales, que permitían la unión marital aunque ambos cónyugues tuvieran vínculos en primer grado. Además, comentó sobre la dificultad que suponía conseguir la bula papal debido a los inconvenientes relacionados con la lentitud de las comunicaciones: eran trámites que duraban muchos meses hasta su aprobación final.

Como los encuentros anteriores del Té de la Historia, el tema de la conferencia se relaciona con la trama de la serie Isabel y los contenidos específicos representados en el capítulo que se proyecta. En este caso, el episodio correspondiente fue el 1×06, del cual el Director de Patrimonio Cultural puntualizó elementos claves para entender todo el contexto histórico de la España del siglo XV y cómo se aborda en la saga. Entre ellos, observar cómo el matrimonio se convierte en “la fórmula pacífica al encuentro directo de la guerra” y su significación para “fortalecer las familias, las casas o (…) marquesados y ducados (…) en Castilla”. Por último, “la personalidad de Isabel, su capacidad de negociación y persuasión; su convencimiento de que ella está llamada a convertirse, por voluntad divina, en reina de Castilla”.

Conferencia La Familia Mendoza

La Familia Mendoza en el marco del Té de la Historia

Conferencia La Familia Mendoza

Por Amanda Ramírez Viñas

Como parte de las actividades organizadas para el Té de la Historia y el ciclo de conferencias que le acompaña a fin de potenciar un conocimiento más amplio del contexto histórico, artístico y cultural reflejado en la serie Isabel, se realizó la ponencia La familia Mendoza, por el Lic. Arturo Córdova Estruch en el encuentro del jueves 11 de octubre. El especialista esbozó una panorámica de los personajes más destacados de dicho linaje y sus principales acciones, lo que ejemplifica el poder alcanzado por la familia, al punto “que no sería posible tener una visión completa de la política castellana en estos siglos [XIV y XV] si dejásemos de mencionarlos”.

Un primer momento estuvo dedicado a explicar “cómo una familia puede llegar a tener este poder”, en relación a “cómo funcionaban, y qué eran los Señoríos Nobiliarios” y la trascendencia que tuvieron desde el punto de vista socioeconómico y político. Córdova abordó de manera amplia las características de los señoríos, los cuales constituyeron la base del poder noble y sustentaron el dominio de una familia determinada.

El señorío “representa un complejo sistema de gobierno de los hombres, administración tributaria y explotación de tierra”. Córdova sostuvo que “estos dominios territoriales  estaban sujetos a la autoridad directa de sus dueños o señores, lo que va a traer consigo la creación de unos lazos de dependencia entre los habitantes de ese dominio y el señor del mismo, el cual había reunido bajo su autoridad tierras, villas, aldeas, etc.”, y otra serie de concesiones por parte del monarca. También debatió sobre los dos tipos de señoríos principales: el señorío territorial, en el que “la potestad del señor sobre los habitantes de su tierra solamente se fundamenta en una dependencia económica”, y el señorío jurisdiccional, donde “el señor estaba investido por la potestad real” y que, en el caso de la familia Mendoza, se combinan ambas modalidades al ser dueños de territorios y poseer la jurisdicción necesaria sobre los mismos.

Córdova hizo referencia a los orígenes de la Casa de Mendoza, que se circunscribe en la localidad de Mendoza, actual provincia de Álava en el País Vasco y cómo entraron al servicio del reino de Castilla durante el reinado de Alfonso XI (1312-1350). Además, puntualizó determinados “rasgos característicos que marcaron la historia de esta familia”: título de caballero por rango, luchar contra los moros, recibir como premio cargos del Rey, y llegar a ser regidor de la villa.

El primer Mendoza del que habló el especialista, y “el primero que aparece al servicio del reino de Castilla”, fue Gonzalo Yáñez de Mendoza, de quien comentó sus conquistas bélicas, como su participación en la batalla del Río Salado (1340) y en el sitio de Algerciras (1344). Asimismo, habló de otros personajes de la familia enfatizando en la relación con la Corona y los logros alcanzados por cada uno, entre los que se encontraron Pedro González de Mendoza, héroe de Aljubarrota Bajo; Diego Hurtado de Mendoza, almirante de Castilla; Íñigo López de Mendoza, primer marqués de Santillana y conde del Real de Manzanares y señor de Hita y de Buitrago del Lozoya; Pedro González de Mendoza, obispo de Calahorra, llamado cardenal Mendoza.

Al culminar su presentación, el Lic. Córdova sentenció:

“La eficacia política y económica de la familia Mendoza era corroborada por su estructura legal, por los vínculos de lealtad que fomentaban la unidad política, y por la acumulación de títulos de nobleza y mayorazgos, que convertían sus dominios en el centro del poder económico y político de toda la familia. De ahí que (…) podamos decir que nos encontramos delante de una de las más grandes casas nobles de España, ejemplo de cómo la nobleza llegó a equiparar su poder al de los propios reyes”.