Un centro vivo, atrayente e irradiadorUn centro vivo, atrayente e irradiador

Septiembre 17, 2012

Dos culturas, un centro de confluencia y una idea

En el primer Taller de Conceptualización, cuando se exploraban las alternativas para proyectar una institución excepcional en su uso cultural, Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de La Habana, vislumbró el Palacio del Segundo Cabo como …algo totalmente distinto, que no es un museo, ni es un centro cultural, (…)un centro para la interpretación de las relaciones culturales entre Cuba y Europa.

Así nació la idea de proponer un espacio interactivo y participativo, proyectado desde y para el pensamiento con criterios de la nueva museología. El principal objetivo del centro será mostrar los diálogos culturales que han modelado la identidad de la nación cubana, abriendo además nuevos espacios para promover diversos proyectos de intercambio cultural, como sede desde donde se irradie el conocimiento y la investigación de temas afines.

Intercambio de capitales: toma y daca

El Palacio del Segundo Cabo, como centro para la interpretación de las relaciones culturales Cuba-Europa, abordará desde una perspectiva simbólica el intercambio entre Cuba y el Viejo Continente. En esa dirección, presentará los aportes europeos a nuestra cultura y las contribuciones cubanas a la cultura europea y universal desde múltiples manifestaciones del saber, a través de exposiciones permanentes, muestras transitorias, conferencias y otras actividades.

Dado lo complejo de la trascendencia y alcance de estos vínculos, el centro enfatizará algunas de las resultantes materiales e intelectuales de este diálogo cultural -de ese toma y daca señalado por el etnólogo cubano Fernando Ortiz-, desde el siglo XVI hasta el XX. Este intercambio simbólico entre Cuba y Europa, proceso en el cual sus partes integrantes experimentaron transformaciones en sus realidades y contribuyeron a enriquecer los horizontes de expectativas de una y otra, será el pretexto de acción sobre el cual estructurar una proyección museal y cultural que incentive el respeto a la diversidad cultural; que nos reconozca la versatilidad de nuestras raíces; y que entienda el devenir de la historia como el constante encuentro, negociación, enfrentamiento y reubicación entre culturas. Un espacio que mire al pasado desde el presente, y que consciente de que el presente de hoy es el pasado de mañana, se proyecte hacia el futuro.

Un centro vivo y activo, atrayente e irradiador

Es sumamente pretencioso pretender que la futura institución aborde el fenómeno en su totalidad; pero se abrirá en el Centro Histórico como el sitio idóneo para estudiar estas relaciones, y constantemente abordar desde propuestas culturales (artes visuales, muestras museológicas, cine, video, artes escénicas, conferencias, talleres, coloquios y otras acciones) ese riquísimo diapasón de posibilidades que se abren en este perfil temático. Asimismo, será el espacio central para recibir proyectos disímiles del patrimonio artístico e intelectual de esa región,  así como el escenario fundamental para las diversas jornadas culturales de cada una de las naciones del continente europeo que se celebran en nuestra ciudad. Debe ser también un centro generador de proyectos e investigaciones sobre este vasto tema, y un espacio al cual los espectadores puedan acceder para conocer más sobre estas relaciones desde diferentes opciones de comunicación: exposiciones permanentes, transitorias, ciclo de conferencias y usos de la mediateca, entre otras. Su programación se plantea como una metodología en continuo dinamismo, insertada en las directrices trazadas por la Dirección de Gestión Cultural de la Oficina del Historiador, y en sinergia con eventos de relieve (bienal de La Habana, jornadas fotográficas, talleres internaciones de antropología social, festivales de danza y de música, etc.) que darán cabida al espacio europeo en Cuba, y viceversa.

El Palacio del Segundo Cabo se plantea como un centro activo y abierto a múltiples manifestaciones del saber, en el cual, tanto la propuesta de exposición permanente como el trabajo sociocultural y demás servicios, estarán dirigidos a un público general, sin discriminaciones etarias, profesionales, étnicas, raciales o de género. Asimismo, favorecerá la participación de grupos vulnerables como niños, adolescentes, adultos mayores y personas con discapacidad.

Espacios de exhibición permanente: una curaduría de riesgo

Varias aristas complejizan la propuesta museológica.  Su pretensión primigenia es diseñar un espacio para generar comunicación y para poner en valor las contribuciones de una a la cultura de la otra; una puesta en escena que permita ubicar en los mapas cognitivos procesos culturales cuya continuidad desde la llegada de Colón hasta fechas recientes evidencian la retroalimentación que los ha caracterizado. En esta dirección, el mayor desafío que se asume, es la conceptualización de una relación intensa y prolongada histórica y geográficamente, para decidir los capitales simbólicos que representarán esta relación. Otro sería delinear una museografía participativa, que asuma a los espectadores como sujetos activos, y que plantee los elementos de comunicación para un fácil acceso de todos.

De esa suerte, intercambios culturales que datan su historicidad a un poco más de cinco centurias tendrán que expresarse por medio de mensajes breves, atractivos, provocadores, abiertos a la participación y con definidos propósitos educativos. Si perseguimos fomentar en quien acuda a la institución un conocimiento, una identificación y un saber crítico a la hora de concientizar la información recepcionada, la museografía deberá alejarse de los elementos expositivos tradicionales e implementar recursos lúdicos y sugerentes, atmósferas envolventes y estructuras móviles que favorezcan la participación y de ellas la motivación por conocer más del tema en cuestión.

En ese sentido, las nuevas tecnologías se emplearán como herramienta para facilitar el acercamiento de los visitantes a los contenidos culturales que se pretende dar a conocer, incluyendo testimonios de cronistas y viajeros, libros y personalidades influyentes en el pensamiento social y científico de una época, las matrices modélicas que delinearon la imagen de la ciudad, el ejercicio de la cartografía para desplazarse a través de los mares o la comprensión del viaje, del ir y venir cruzando el Atlántico, como una confluencia de experiencias de vida que atraviesa las relaciones entre Cuba y el Viejo Continente.

El diseño museográfico combinará estímulos sensoriales con la exposición de piezas físicas de carácter no patrimonial, favoreciendo la interacción del público con los contenidos de cada sala. La sensación de proximidad permitirá la transmisión de información subjetiva y, al mismo tiempo, llevar el rol pedagógico de ejemplificarles a los visitantes cómo han sido las conversaciones de Cuba con Europa, y viceversa. Las exposiciones no estarán orientadas a explicar exhaustivamente quinientos años de procesos socioculturales, sino a suscitar emociones que estimulen el conocimiento mediante una experiencia racional-sensitiva, en que cada visitante construya su propia interpretación del hecho cultural.

Consecuente con ese interés, se plantean contenidos cuya inserción ayudará a manifestar la complejidad latente en los diálogos entre Cuba y Europa. En ese sentido, mencionamos las crónicas de viajeros, la cartografía, la arquitectura y el urbanismo. Su inclusión ofrece promisorias perspectivas de abarcar, a partir del más severo rigor científico, complejos procesos históricos que principian su devenir en el mismo octubre de 1492. Presente están cuando Colón escribe en su Diario de navegación: nunca tan hermosa cosa vido // lleno de arboles todo cercado el rio fermosos y verdes y diversos de los vuestros con flores y con su fruto cada uno de su manera/ aves muchas y pajaritos que cantaban muy dulcemente/ había gran cantidad de palmas de otra manera que las de guinea y de las nuestras: de una estatura mediana y los ____ [?] sin aquella  camisa y las hojas muy grandes/ es aquella isla la más hermosa que ojos ayan vido.

El Palacio contará además con salas transitorias, un salón polivalente para conferencias, cine, teatro, música y danza, una mediateca especializada en temas de investigación y patrimonio, favoreciendo el contacto con actores europeos en el sector, talleres para niños y adolescentes, y espacios para apreciar la magnificencia arquitectónica del edificio, como el salón de protocolo y el gran salón.

A 22 décadas de su construcción, el Palacio del Segundo Cabo, otrora Administración de Correos, vuelve a asumir un rol vinculante entre la Isla y el Viejo Continente, ahora desde la perspectiva integral de la cultura y la nueva museología. Los enfoques educativos, abiertos y participativos, la premisa de considerar la institución como un organismo vivo en constante interacción con su ambiente y su público, y el empleo de las nuevas tecnologías, reafirman su pertinencia en un contexto en que la manera de participar en la cultura está cambiando en favor de la inclusión, el intercambio y la experimentación.

conceptualizacióncontenidos culturalesculturahomeLa Habana Viejamuseografiamuseologíamuseosnuevas tecnologíaspatrimonio cultural

Compartir

Artículos relacionados

2

Catedrales de cristal: El patrimonio subterráneo cubano

Noviembre 1, 2016

Por: Thays Roque Arce El hombre, en su intento por descubrir el mundo que habita, su origen y funcionamiento, se ha lanzado a la conquista de las tierras, los mares, el cielo… el espacio exterior. Pero esa aventura por el conocimiento, búsqueda de lo que somos, está ... más>>

Visita al Gabinete

Alta representante de la Unión Europea visitó Palacio del Segundo Cabo

Marzo 26, 2015

La Excma. Sra. Federica Mogherini, alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, y vicepresidenta de la Comisión Europea, recorrió el habanero Palacio del Segundo Cabo, que hoy se beneficia con un proceso de ... más>>

Ofrenda homenaje a Néstor Arangurenr

Ofrenda homenaje a Néstor Aranguren en el Palacio del II Cabo

Enero 29, 2015

Por indicación del Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler, este martes 27 de enero varios directivos de la Oficina del Historiador se reunieron para rememorar al patriota Néstor Aranguren, bajo la tarja que en el portal del Palacio perpetúa su memoria. ... más>>

2015-01-21-2395 - copia

Directores de Patrimonio Cultural de la Oficina del Historiador visitan el Palacio del Segundo Cabo

Enero 23, 2015

El miércoles 21 de enero, los directores de las instituciones de la Dirección de Patrimonio Cultural y los participantes en el Encuentro Nacional de Museos Casas Natales y Memoriales 2015, organizado por la Casa Natal José Martí, recorrieron las instancias del ... más>>

Taller Ciudad y Puerto

Acoge el Palacio del Segundo Cabo Taller Ciudad y puerto: la experiencia europea y los desafíos de La Habana hoy

Enero 23, 2015

En el marco del proyecto “Gestión integral participativa y sostenible para el desarrollo local del Centro Histórico y la Bahía de La Habana” tiene lugar en nuestro palacio el taller Ciudad y puerto: la experiencia europea y los desafíos de La Habana hoy, ... más>>

Ver todos los artículos relacionados (76)

COMENTARIOS (1)

  • Junio 8, 2013 - FORTALECIMIENTO DE LAS ENTIDADES QUE PROMUEVEN LA PUESTA EN VALOR DEL PATRIMONIO CULTURAL DE LA HABANA VIEJA

    [...] TOMADO DE: Palacio del Segundo Cabo: Usos Culturales [...]

DÉJANOS UN COMENTARIO


*