Cronómetro marino

Enero 22, 2016

Imagen 2

Desde los inicios de la navegación astronómica, la determinación de la longitud en el mar planteó un verdadero problema. Desde el siglo XVI hasta el XVIII no se encontró una solución científica-técnica que permitiera dar respuesta a esta incógnita. El camino a una solución fue despejado por el relojero francés, Pierre le Roy, quien en 1748 adaptó el mecanismo de los relojes para que funcionaran en el mar y luego, con algunas modificaciones, los aplicó a dos cronómetros marinos.

En 1735, el relojero inglés John Harrison (1693-1776) presentó ante el Parlamento el primer cronómetro para marinos. Se trataba todavía de una máquina pesada y grande que fue probada al año siguiente en un viaje de ida y vuelta a Lisboa. Estaba realizado en madera y durante años se fue perfeccionando hasta llegar a un instrumento portátil montado sobre balancines para mantener el mecanismo en posición horizontal.

El cronómetro es un reloj mecánico de alta precisión, empleado en la navegación para determinar la longitud y calcular su posición en alta mar. Para ello es necesario saber la diferencia entre la hora de un primer meridiano o meridiano de referencia y la del lugar en que se encuentra el barco. Esta segunda hora se calcula por la observación de la altura de un astro, siendo la del primer meridiano la que debe dar con mayor exactitud el cronómetro. Un error en un minuto origina otro en la longitud de 15 minutos, o sea, 15 millas o 5 leguas. Están montados sobre una suspensión cardánica[i]para contrarrestar el efecto de los rolidos[ii] y cabeceos que sufre la embarcación.

Numerosos relojeros franceses e ingleses se ocuparon de su construcción y de confirmar los procedimientos propuestos para la determinación de la longitud. Hacia el tercer cuarto del siglo XVIII se culminó la etapa experimental de la cronometría de precisión para convertirse en una industria. Sin embargo, los primeros cronómetros eran máquinas raras y costosas y será en esta centuria que se generalizará su empleo[iii].


[i] Es un mecanismo de suspensión consistente en dos aros concéntricos cuyos ejes forman ángulo recto, lo cual permite mantener la orientación de un eje de rotación en el espacio aunque su soporte se mueva.

[ii] Movimiento de rotación según el eje longitudinal del buque producido durante la navegación entre las olas.

[iii] Manuel Sellés. Instrumentos de Navegación del Mediterráneo al Pacífico. Colección Ciencia y Mar. Lunwerg Editores S.A. pp. 125-130.

correderaOctanteReloj de arenaSextante

Compartir

Artículos relacionados

Sextante

Febrero 4, 2016

El sextante es un instrumento creado para la observación de la altura de los astros, mucho más preciso que el astrolabio o el cuadrante. Su origen data de alrededor de 1759 y fue desarrollado a partir del principio del octante por John Campbell. más>>

Octante

Febrero 4, 2016

El octante o cuadrante de reflexión es un instrumento de reflexión que sirve para observar la altura de los astros sobre el horizonte del mar. Esta herramienta astronómica, creada por el inglés John Hadley más>>

Escandallo

Enero 29, 2016

El escandallo es una plomada en forma de cono truncado que, amarrada por su vértice a la sondaleza (cordel graduado), sirve para hacer que esta llegue hasta el fondo del mar y medir la profundidad. más>>

Ballestilla

Enero 22, 2016

La ballestilla es un antiguo instrumento que data del siglo XIV, empleado en la navegación náutica con el fin de calcular la altura del sol y otros astros sobre el horizonte. La herramienta está formada por una vara de madera, graduada, sobre la que se desliza ... más>>

Bandera pirata

Enero 13, 2016

La bandera es un fragmento de tela destinado a señalizar, colocándolas sujetas por uno de sus lados a un asta, mástil o cuerda. Generalmente rectangulares, en ellas varían tamaño, color y diseño. Esta insignia ha diferenciado a través de los siglos no solo a ... más>>

Ver todos los artículos relacionados (9)

DÉJANOS UN COMENTARIO


*