dest WSA National Nominee 2020

Nominado al WSA 2020 (World Summit Award) el Palacio del Segundo Cabo

WSA National Nominee 2020

Noviembre 4, 2020

La propuesta museológica y educativa del Palacio del Segundo Cabo ha sido seleccionada al WSA 2020 en la categoría Aprendizaje y Educación. Esta nominación se debe al empleo novedoso y didáctico de las nuevas tecnologías de la informática y las comunicaciones (TICs) en la museografía del Centro y el impacto que ha generado en el público.

El Premio de la Cumbre Mundial (World Summit Award, WSA) es un certamen organizado por las Naciones Unidas. WSA es el único evento de TICs en todo el mundo y, desde el año 2001, promueve y selecciona contenidos electrónicos que aporten innovaciones tecnológicas a nivel internacional. Los nominados son evaluados en base a siete criterios fundamentales: contenido, funcionalidad, diseño, tecnología, innovación, impacto y valor.

Nuestro Centro, adscrito a la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana, es un espacio museal que comunica contenidos culturales desde múltiples recursos comunicativos: audiovisuales, escenografías, infografías, panelerías, soportes tridimensionales de información, réplicas de objetos patrimoniales disponibles al tacto, módulos de sonido, dispositivos táctiles, realidad aumentada, softwares y apps, que permiten una comunicación eficiente de saberes complejos con deferentes niveles de accesibilidad. Se potencia el acceso al conocimiento y la educación, por lo que también difunde sus contenidos desde una Mediateca y en una programación sociocultural sistemática.

La misión del Palacio del Segundo Cabo es potenciar el conocimiento de las relaciones culturales entre Cuba y Europa en su exposición permanente y mediante diversos proyectos socioculturales dirigidos a diferentes públicos, potenciando el acceso y uso de las nuevas tecnologías.

Es el primer museo digital concebido en Cuba. Propicia una visita al museo más vivencial, interactiva, que contemplativa, donde el usuario es protagonista en cada ámbito de la gestión museal. Investiga y promueve temas que, desde diferentes acciones y talleres, han logrado despertar el interés de la comunidad. Además, lleva a cabo el desarrollo de app, softwares, novedades editoriales y audiovisuales.

Más de 340 propuestas integran las nominaciones a la WSA 2020, las cuales muestran la riqueza, diversidad, futuro e innovación de las soluciones digitales a escala global. A su vez, evidencian cómo la tecnología digital puede mejorar la sociedad en cada rincón del mundo.

Según el presidente de la WSA, Peter A. Bruck:

WSA combina dos perspectivas principales en su iniciativa: primero, el compromiso con los ODS de la ONU y cómo utilizar las TIC para el desarrollo. Y, en segundo lugar, el desarrollo de una sociedad del conocimiento global. Los ODS de la ONU deben ser nuestra medida, en términos de qué mirar y dónde mirar. Hoy vivimos en un entorno completamente diferente, a través de la revolución móvil, a través del surgimiento de la era algorítmica, los datos se han convertido en un capital tanto como el trabajo, el dinero de la tierra y la maquinaria. De ahí que sea más importante que nunca evaluar qué contenido excelente ofrece realmente soluciones e impacto. El contenido local y cualitativo se ha convertido en el tema clave y permanente. WSA presenta una innovación que utiliza las TICs para la conectividad social. Conectar para generar impacto.

Propuestas de 80 países han sido nominadas a las diferentes categorías.  Además del proyecto del Centro para la Interpretación de las Relaciones Culturales Cuba-Europa, de Cuba también ha sido reconocido, en el apartado Gobierno y Compromiso Ciudadano, la red Wifi comunitaria de los Joven Club de Computación. Estas nominaciones resultan en sí mismas un premio al trabajo con las nuevas tecnologías en nuestro país.

Copia 1

El Palacio del Segundo Cabo y las Semanas Belgas en La Habana

El Palacio del Segundo Cabo y las Semanas Belgas en La Habana

Noviembre 3, 2020

 

Cada año el Centro Histórico celebra la Semana Belga en La Habana con el interés de que se conozca cada vez más sobre la singularidad cultural de ese país europeo.

Nuestro centro se ha propuesto este año, como parte de esas celebraciones, rememorar las actividades que en ediciones anteriores hemos llevado a cabo en el Palacio.

En 2016, se realizó el taller infantil y la presentación del libro Naturalezas del Art Nouveau, con los profesores Anne-Lise Alleame y Orlando Inclán. Asimismo, la autora belga Magalie Raman presentó en el marco de dichas fechas el libro The 500 Hidden Secrets oh Havana (500 secretos escondidos de La Habana).

En 2019, el Palacio acogió la exposición Reparar el futuro, organizada por la asociación belga Meta-Morphosis, en la que se vinculó el arte, el diseño y el reciclaje a través de piezas realizadas con materiales naturales refuncionalizados.

Otra de las actividades llevadas a cabo en esa ocasión fue el lanzamiento del proyecto de igual nombre, Reparar el futuro, también a cargo de Meta-Morphosis, en el que se propusieron desarrollar en 2020 tres acciones específicas en Cuba. Producto de la situación sanitaria mundial provocada por la COVID-19, la jornada de actividades concebidas entre el 1ro y el 15 de noviembre de este año, cambiará su escenario hacia los medios televisivos y virtuales.

Si quieres seguir de cerca las iniciativas preparadas para esta nueva edición de la Semana Belga en La Habana sigue las etiquetas #SemanaBelga2020, #BélgicaContigo, #DesdeCasa.

La muralla de Sozopol en la costa búlgara (rustamank / Getty Images/iStockphoto)

Recorriendo Europa: Bulgaria

La muralla de Sozopol en la costa búlgara (rustamank / Getty Images/iStockphoto)

Octubre 28, 2020

 

Bulgaria, situada al sureste del continente europeo, limita al norte con Rumania, Serbia y Macedonia del Norte al oeste, y con Grecia y Turquía al sur. Es el único país de Europa que no ha cambiado de nombre desde su fundación.

En su paisaje, cuenta con una gran diversidad que incluye los picos nevados en las montañas de los Balcanes, Rila y Pirin, hasta la costa cálida, bañada por el sol, del Mar Negro. Además, cuenta en el norte con la llanura continental del Danubio y al sur, con la fuerte influencia climática del Mediterráneo.

El tesoro más antiguo del mundo se encontró en Bulgaria, específicamente en la necrópolis de Varna. Se trataba de 3000 objetos de oro en 294 tumbas que datan de más de 6000 años de antigüedad.

Por ello se afirma que el país fue cuna de las primeras civilizaciones europeas. Los búlgaros descienden de los tracios, celtas, griegos y romanos. Durante cinco siglos sus territorios fueron ocupados por los turcos hasta que, en 1878, tras la guerra ruso-turca, se restableció el estado búlgaro. Luego de la Segunda Guerra Mundial, Bulgaria se convirtió en un estado socialista y estuvo bajo la influencia de la Unión Soviética hasta 1989, cuando se convierte en una democracia parlamentaria.

Bulgaria fue uno de los pocos países europeos que defendió y protegió activamente a sus ciudadanos judíos en la II Guerra Mundial a pesar de que estaba aliado con Alemania, tampoco ofreció fuerzas para luchar en la guerra y se limitó a ser un centro logístico para los alemanes. En la sinagoga de Sofía se recuerda este acontecimiento como gratitud del pueblo judío hacia los búlgaros.

La capital de Bulgaria es Sofía desde 1879, una de las más antiguas de Europa. Su historia se remonta al siglo VIII a.C., cuando los tracios se asentaron en la zona. Ha tenido varios nombres, pero adoptó finalmente el de Sofía, gracias a la Iglesia de Hagia Sofía, una de las más antiguas de la ciudad.

Bulgaria es realmente rico en cuanto a su naturaleza y el valor de su patrimonio histórico. La UNESCO ha reconocido diez lugares del país como Patrimonio de la Humanidad, de los cuales siete son culturales y tres naturales. Este dato hace de Bulgaria un destino turístico cada vez más visitado.

A unos 120 kilómetros al sur de Sofía se encuentra el monasterio de Rila, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1983. Este monasterio fue fundado en el siglo X por San Juan de Rila, un eremita canonizado por la Iglesia Ortodoxa. Su austera morada y su tumba se convirtieron con el tiempo en lugares sagrados, donde se creó un conjunto monástico que desempeñó un importante papel en la vida espiritual y social de la Bulgaria medieval.

En los alrededores de la ciudad de Kazanlak se encuentra el Valle de las Rosas, desde donde se cultiva cada año el 85 por ciento de la producción mundial de rosa, lo cual hace de Bulgaria el mayor productor de rosa para uso cosmético.

Pero Kazanlak destaca, sobre todo, por la tumba tracia, monumento inscrito como Patrimonio de la Humanidad en 1979. Descubierta en 1944, esta tumba data del periodo helenístico (hacia finales del siglo IV a.C.). Se trata, de un tholos (templo de estilo clásico de planta circular rodeado por columnas) que comprende un corredor angosto y una cámara mortuoria circular con frescos que representan ritos funerarios. Estas pinturas son las obras de arte del período helenístico mejor conservadas en Bulgaria

La gastronomía búlgara es conocida por los productos lácteos, su variedad de especias y verduras presentes en ensaladas y sopas. La shopska es la ensalada búlgara más conocida ya que tiene los colores de la bandera de Bulgaria: blanco, verde y rojo (queso búlgaro, pepino y tomate). Esta ensalada no es tradicional sino fue inventada por la industria hotelera en los años 60´.

Un dato interesante es que el yogur búlgaro es el mejor del mundo, gracias a la bacteria lactobacillus bulgaricus. Además de ser realmente sabroso, tiene innumerables beneficios para la salud. Se dice que esta bacteria solo puede desarrollarse de forma natural en las condiciones climáticas y ambientales de Bulgaria.

¿Y sabes quién fue John Atanasoff? ¡Fue el inventor del primer ordenador digital electrónico! John atanasoff fue un ingeniero electrónico de nacionalidad estadounidense, pero de origen búlgaro por la línea paterna. En los años 40, Atanasoff creó un aparato de computación electrónico que podía calcular complicadas ecuaciones algebraicas. Lo llamó ABC (Atanasoff-Berry Computer). Pesaba más de 320 kg y contenía 1,6 km. de cables. El invento desencadenó disputas legales y otro grupo creó otro invento a partir del de Atanasoff.

El 1ro de marzo los búlgaros celebran la festividad Baba Marta. Es una fiesta pagana que da la bienvenida a la primavera. En este día, los búlgaros se dan martenitsas (pulseras de hilo blanco y rojo), que deben usarse hasta ver una cigüeña o un árbol en flor. En ese momento, las martenitsas suelen atarse a las ramas de los árboles.

dest Ciudad del Vaticano

Ciudad del Vaticano

Ciudad del Vaticano

Octubre 21, 2020

 

La Ciudad del Vaticano, situada dentro de Roma en Italia, es un microestado soberano europeo, el más pequeño de Europa y, además, la nación más pequeña del mundo. Es el último vestigio de los antiguos Estados Papales.

Tiene una población de alrededor de 900 habitantes y, aun así, es el territorio independiente más urbanizado del mundo, ya que la Basílica y la Plaza de San Pedro ocupan un 22% de su superficie.

Ciudad del Vaticano, popularmente conocida como sinónimo de la Santa Sede, es el estado actual del Papa y de la existencia temporal de la sede del Papa, jefe de la Iglesia Católica en todo el mundo.

Su nombre proviene del Monte Vaticano, pues así se llamaba una de las colinas ubicadas al oeste del río Tíber, opuestas a las siete colinas tradicionales de Roma. En italiano la denominación completa es “Stato della Città del Vaticano”.

Esta ciudad alberga la Santa Sede, máxima institución de la Iglesia Católica, con personalidad jurídica propia, que mantiene relaciones diplomáticas con los países del resto del mundo y en cuyos organismos prestan servicio 2732 personas, de las cuales 761 son eclesiásticos, 334 religiosos y 1637 laicos.

Entre los lugares más relevantes se encuentra la Plaza de San Pedro. Esta es una importante plaza que hace de antesala a la Basílica de San Pedro. Está rodeada por estatuas de 140 santos. En su interior también se puede apreciar un imponente obelisco y dos fuentes a los lados.

La Basílica de San Pedro es una de las más grandes del mundo y es considerada el centro espiritual de la religión católica, pues es ahí donde se encuentra enterrado San Pedro.

Si de sitios importantes se trata no se puede dejar de mencionar la Capilla Sixtina. Este es uno de los más significativos lugares que se encuentran dentro de la Ciudad del Vaticano. Es justamente en ahí donde se celebra el cónclave de los obispos para realizar la elección de un nuevo Papa. Además, cuenta con los impresionantes y mundialmente famosos frescos pintados por Miguel Ángel, de los que destaca el “El Juicio Final”.

dest Islandia

Islandia

Islandia

Octubre 14, 2020

 

Islandia, situada en el océano Atlántico, al sur del círculo polar ártico, es conocida como la isla de fuego y del hielo. ¿Te suenan estas palabras? Estamos seguros que muchos de nuestros no serán indiferentes. ¡Juego de Tronos! Pues aquí, en la 18ª isla más grande del mundo y la segunda más grande de Europa, después de Gran Bretaña, se filmaron varias escenas de esta popular serie de tv.

Acompáñanos y te revelaremos el porqué de este calificativo.

 Su superficie total asciende a 103 000 km², un área similar a la de Cuba, que abarca la isla homónima y algunas pequeñas islas e islotes. Cuenta con una población de 364.134 personas habitantes. La palabra «Islandia» deriva del islandés «Ísland», vocablo que proviene del nórdico antiguo, que significa «tierra de hielo». ​

Sin embargo, solo el 14% de su superficie está cubierta por hielo. Islandia se encuentra entre la placa euroasiática y la norteamericana, en cuyos límites sucede una intensa actividad volcánica. Esta actividad volcánica y geotérmica define la naturaleza del país, creando interminables campos de lava cubiertos de musgo, extensas llanuras de arena negra, cumbres escarpadas y enormes cráteres. Asimismo, han dado lugar a sus manantiales termales naturales, los explosivos géiseres, a sinuosas cuevas de lava y acantilados formados por columnas hexagonales de basalto. El agua geotérmica proporciona calefacción no-contaminante para la mayoría de la población y también se aprovechan los ríos para producir energía hidroeléctrica barata.

A consecuencia de la erupción de volcanes submarinos se formaron las islas de Surtsey y Jólnir. Esta última se sumergió por la erosión marina en pocas semanas después del final de la erupción, el 10 de agosto de 1966. Surtsey se formó a partir de una erupción volcánica debajo del nivel del mar y emergió a la superficie el 14 de noviembre de 1963. La erupción duró hasta el 5 de junio de 1967, momento en alcanzó su tamaño máximo. Desde entonces la acción erosiva del viento, el agua y el hielo han reducido constantemente su tamaño. El surgimiento de una nueva isla volcánica totalmente desprovista de vida ha dado la oportunidad a la comunidad científica de estudiar, en tiempo real, la formación de los ecosistemas. En esta zona están prohibidas las actividades humanas, excepto el estudio del ecosistema y la pesca que no sea de arrastre. Se encuentra inscrita desde 2008 en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

El idioma oficial es el islandés, que desciende del nórdico antiguo y del cual ha preservado flexiones de verbos y sustantivos.  Es, además, es la única lengua viva que aún utiliza la letra rúnica Þ.

La cultura islandesa tiene sus raíces en las tradiciones nórdicas y su literatura es reconocida principalmente por sus sagas y sus eddas, que fueron escritas durante la Edad Media. El escritor Jorge Luis Borges viajó tres veces a Islandia enamorado de las sagas de los primeros pobladores vikingos, escritas en los siglos XII y XIII. El islandés que se habla hoy es muy similar a aquel idioma, por eso Borges lo consideraba el latín del norte.

Las palabras edredón y géiser son de origen islandés. «Eider» es un pato con cuyas plumas se rellenaban los edredones, y «geysir» deriva del verbo «gjósa», que significa «entrar en erupción». Esta denominación designa el lugar donde se encuentra el Gran Géiser, el cual ha dado nombre a todos los del mundo. Dormido durante años, la última vez que entró en erupción fue en 2000, tras un terremoto, llegando a lanzar un cañón de agua de 122 metros de altura.

Los géiseres son un tipo de fuente termal que, de manera periódica, emiten una columna de agua caliente y vapor al aire. Cuando el agua de los acuíferos entra en contacto con rocas calientes por el magma, la temperatura del agua aumenta y sale disparada al alcanzar el punto de ebullición.

Solo el 23% del territorio de Islandia tiene vegetación.  Apenas hay árboles y los que existen han sido plantados por el hombre. Es uno de los pocos lugares del planeta donde no hay hormigas. ¿Por qué? Según los científicos, la frialdad del suelo impide que los insectos dispongan del tiempo necesario para poner los huevos, y que se cumpla su ciclo biológico. En países del norte, como Islandia, este ciclo tardaría cerca de 1 año, y por las características de su clima, esto es imposible.

En Cuba llevamos los apellidos de nuestros padres, como en la Europa continental. Los islandeses, en cambio, utilizan patronímicos, una tradición vikinga. Al nombre de pila de un islandés o una islandesa le sigue el nombre de pila del padre (o de la madre), con el sufijo —son (hijo) o —dóttir (hija). Por ejemplo: Ólafur Jónsson («Ólafur, hijo de Jón») o Katrín Karlsdóttir («Katrín, hija de Karl»).

Islandia conquista la cima de la igualdad con el tenaz empuje del feminismo. Desde hace 9 años encabeza la lista de países con menor brecha de género. El 86% de las mujeres trabajan, tienen paridad en los consejos de las empresas públicas, hace alrededor de 15 años se aprobó el permiso de paternidad y ha obligado a las empresas a demostrar que pagan igual a ambos sexos. No obstante, los islandeses consideran que aún tienen por delante complejos desafíos para lograr la igualdad entre mujeres y hombres.

El 24 de octubre de 1975, cerca de 25.000 mujeres, que constituían más del 90% de las ciudadanas de la isla, paralizaron el país y tomaron las calles para clamar por sus derechos. La iniciativa partió de los colectivos feministas, con motivo del año Internacional de la mujer designado por la ONU, y fue secundada y apoyada por partidos, sindicatos y todo tipo de organizaciones. Fue un punto de inflexión en un país en el que, pese a que las mujeres tenían derecho a voto desde 1915 había solo tres parlamentarias.

Cinco años después, Islandia eligió por primera vez a una mujer presidenta, Vigdis Finnbogadottir. Se convirtió, además, en la primera mujer en acceder, por elección democrática, a la jefatura de un Estado europeo. 

¿Has visto un elfo? Dicen que son seres pequeños, muy parecidos a los humanos, pacíficos y callados pero muy celosos de su privacidad y de sus escondites. Según las encuestas, entre el 55 y el 60 % de los islandeses afirman creer en la existencia de los elfos, una creencia que se ha arraigado en lo más profundo de la sociedad. En la actualidad son menos traviesos y dejan regalitos, especialmente en diciembre, durante las trece noches anteriores a la Nochebuena.

A los islandeses les encanta leer, tanto que, durante Nochebuena, es tradición regalarse libros entre ellos y pasar el resto de la velada leyéndolos. La costumbre es tan popular que recibió el nombre de Jolabokaflod (algo así como «inundación de libros de navidad»). ¡Fabuloso! ¡Una excelente tradición para traer a nuestra Navidad!

El glaciar Snæfellsjökull no es uno de los más grandes de Islandia, ocupa el puesto nº13, y lamentablemente está perdiendo tamaño muy rápidamente. Se encuentra sobre la punta de la península de igual nombre y se puede ver desde Reikiavik en un día despejado, como una corona sobre la bahía Faxaflói. En agosto de 2012, el hielo de la cima se derritió totalmente por primera vez desde que se tienen datos.

Como otros muchos glaciares del país, Snæfellsjökull también es un volcán. Julio Verne le dio fama eterna en su novela “Viaje al centro de la Tierra”, pues es el lugar donde Axel y su tío Otto Lidenbrock (los protagonistas) emprendían su viaje hacia lo más profundo del planeta para hacerlos aparecer, más tarde, en el volcán de Stromboli (Italia).

Una artista islandesa encanta dentro y fuera de su país: Björk. Su música deja a pocos indiferentes, lo que le ha valido múltiples reconocimientos internacionales. Cantante, compositora, DJ, productora, Björk también fue la electrizante Selma en Bailando en la oscuridad (2000), del director danés Lars von Trier. Si nos has visto esta magnífica película, búscala. Te prometemos que tanto este filme como la música de la islandesa tienen el poder de quedarse en tu cabeza por días.

dest Nuevas tendencias museológicas en el Palacio del Segundo Cabo

Nuevas tendencias museológicas en el Palacio del Segundo Cabo

Nuevas tendencias museológicas en el Palacio del Segundo Cabo

Desde la apertura de sus salas permanentes el 9 de mayo de 2017, el Palacio del Segundo Cabo se ha convertido en un sitio de referencia en la práctica museológica contemporánea en Cuba. La clave de su éxito se debe a la implementación de las nuevas tecnologías en función de mejorar la comunicación con sus públicos, a fin de explicar las relaciones de Cuba y Europa durante cinco siglos; lo que nos acerca, nos diferencia, lo que la Isla ha aportado al mundo.

No se parece a ninguna otra institución museal, pues en su momento de concepción y materialización no existía un referente nacional que sirviera de modelo. La libertad de crear a partir de cero permitió hallar soluciones novedosas y de integrar criterios a la museología coherentes con el tipo de institución que se ambicionaba y en consonancia con los principios de las nuevas tendencias museológicas.

Varias aristas complejizaron la propuesta. Uno de los mayores desafíos fue la conceptualización de una relación intensa y prolongada histórica y geográficamente entre Cuba y Europa, así como decidir los mensajes más relevantes a transmitir; otro fue concebir una museografía participativa que asumiera a los espectadores como sujetos activos y que promoviera interacciones más amplias —el público como consumidor y emisor—, procurando un fácil acceso de todos los individuos.

Una práctica definitoria que ha marcado el centro es explicar y contextualizar los contenidos por medio de mensajes breves, atractivos y provocadores, a fin de que el visitante comprenda las circunstancias culturales, sociales, económicas y políticas que han marcado cada período histórico, la manera de pensar de los individuos, la identidad en evolución de las culturas. En tanto se potenciaba una comunicación persuasiva y se reivindicaba una perspectiva democrática y descentralizadora con respecto al rol del usuario, la museografía se aleja de los tradicionales sistemas expositivos e incorpora módulos participativos —entre los cuales se encuentran mesas multitáctiles, quioscos y un área con sensor de movimiento propicio para la danza, para los cuales se han desarrollado aplicaciones didácticas—, audiovisuales, multimedias, escenografías, recursos gráficos, cajas de luces, fotografías, módulos de sonido (trompetas) y dispositivos táctiles, que motivan a conocer más por el tema en cuestión.

Las nuevas tecnologías son un medio eficiente para aproximar al visitante a los contenidos que se desea dar a conocer, ya sean testimonios de viajeros, libros, personalidades influyentes en el pensamiento social y científico de una época, matrices modélicas que delinearon la arquitectura de La Habana, cartografía sobre Cuba realizada entre los siglos XVI y XIX, ritmos danzarios o géneros musicales. Las soluciones tecnológicas aplicadas viabilizan propuestas que emplean el sonido, la imagen —fija o en movimiento—, el tacto y el movimiento corporal para favorecer las conexiones entre los usuarios y la exposición permanente. Continuamente se invita a realizar una actividad gratificante y a intervenir en dinámicas colectivas, lo cual contribuye al intercambio con otras personas y a hacer de su visita un acontecimiento excepcional.

En cada sala el público encuentra diferentes maneras de relacionarse con los medios tecnológicos y los softwares que permiten su funcionamiento; en todos los casos responden a requerimientos específicos de sus contenidos y a los mensajes relevantes seleccionados. La museografía del Palacio se ha concebido abierta, de manera que pueda modificarse y enriquecerse con nuevos contenidos según sea posible, lo cual permite una actualización constante del discurso. Estos pueden reajustarse de acuerdo a los criterios museológicos que se manejen, siempre que se apueste por integrar nuevos ángulos, nuevas percepciones o que se precise de un lenguaje específico para un tipo de público que así lo demande.

Museo J. Paul Getty (2)

Adaptación y sobrevivencia. Los museos y sus estrategias en la red. Parte III

Museo J. Paul Getty (2)

Yainet Rodríguez

Mayo 1ro., 2020

 

Las tecnologías digitales pueden proveer de nuevas experiencias sensoriales frente al objeto patrimonial, lo cual incide en nuestras respuestas emocionales y cognitivas y, en consecuencia, en el proceso de negociación de su significado. A estas experiencias el investigador neerlandés Martijn Stevens las denomina hápticas, un concepto que describe la interacción con el contenido digital en términos de afinidad, conectividad y atracción. Estando los contenedores físicos del patrimonio cerrados, los museos han recurrido a sus presencias en las redes para abrir a una comunicación de ida y vuelta con sus públicos en línea. Las acciones en redes sociales se han beneficiado de su instantaneidad, brevedad y carácter sincrónico en pos de interactuar con los usuarios y de promover su participación activa, involucrándolos en retos en los cuales expresen su creatividad. De esta forma han alentado la apropiación de sus colecciones y les han ofrecido la libertad de modificarlas y, con ello, de percibirlas y experimentarlas a su manera.

Así lo ha hecho el Museo de la Vida Rural Inglesa, el cual ha relacionado objetos y fotografías de su colección con los videojuegos. Convocó a sus seguidores a descargar el juego Animal Crossing: New Horizons, recién salido al mercado el 20 de marzo, y diseñar un delantal para uno de sus personajes inspirándose en las piezas de vestuario de campo de su colección. Poco después, activó su red social Twitter con un nuevo desafío. Este consiste en recrear en Minecraft siete fotografías que representan paisajes y escenas costumbristas de un ambiente rural. La respuesta de los usuarios fue inmediata y las recreaciones en el entorno del juego se sucedieron una tras otra. Dicha actividad ha sido efectiva para atraer a un nuevo público: los gamers, y nuclear en torno al museo a una comunidad que, por lo general, no suele sentirse conectada afectivamente a las instituciones museales. Ambas propuestas vinculan el uso de las colecciones online con un medio de entretenimiento digital, al tiempo que hacen notar que el museo no es sinónimo de aburrimiento.

Una de las mayores tendencias en las redes han sido los retos a recrear obras icónicas del arte. Los llamados challenge se popularizaron muchos antes que el coronavirus fuera declarado pandemia y se desencadenaran los acontecimientos actuales, pero en circunstancias de aislamiento, cuando familias enteras tienen tiempo para divertirse juntos, el éxito de este tipo de práctica alcanza probabilidades de hacerse viral. Y así ha sido. El Rijksmuseum, de Ámsterdam fue quien primero lanzó la convocatoria a través de la cuenta en Instagram Between Art and Quarantine. Establecía como requisito el empleo de objetos que pudieras hallar en casa. Alentaba, además, a buscar inspiración en su colección, disponible en su sitio web. Más tarde, el Museo J. Paul Getty, de Los Ángeles, invitó a sus seguidores por Twitter a una acción similar, aunque introdujo la exigencia de elegir una pieza de su colección, digitalizada, descargable y disponible online. Usuarios de todas las latitudes han reinterpretado con imaginación, humor y destreza obras de Van Gogh, Jacques-Louis David, Edvard Munch, Leonardo Da Vinci, Turner, Goya, Frida Kahlo y Jeff Koons, por solo mencionar algunos artistas.

Hallar tu doble artístico con solo subir un selfie y que una inteligencia artificial busque parecidos razonables entre una base de datos gigantesca de obras de arte, es la funcionalidad principal de la herramienta Google Art Selfie. Aunque no ha sido desarrollada por los museos, ni es reciente sino de 2018, durante este periodo de cuarentena miles de usuarios se han apasionado por ella, al igual que por los tours 360° de la plataforma Google Arts & Culture, que ofrece la posibilidad de explorar museos y exposiciones de todo el mundo. Esta cuenta además con información histórica sobre movimientos culturales y documentos de un elevado valor patrimonial.

Las fórmulas de las instituciones para involucrarse con el público han tomado muchas formas, algunas de las cuales han incluido dosis de humor unido al factor de lo inesperado. La cuenta en Twitter del Museo Nacional de Historia Americana ha estado muy activa, gracias a la idea de establecer conexiones entre un emoji y un objeto de su colección asociado a personas y eventos. Una usuaria, por ejemplo, envió el emoticón de un libro y el museo lo relacionó a una máquina de escribir Remington, de 1960, que perteneció al poeta y artista Lawrence Ferlinghetti. En cada caso, se indican datos de interés sobre la pieza que remite a su página web.

Igual de audaz ha sido que el National Cowboy & Western Heritage Museum, en Oklahoma, haya puesto a cargo de su Twitter a Tim Send, su jefe de seguridad. Sus tweets, que abordan la colección y las exhibiciones temporales, han avivado el interés de los usuarios debido al lenguaje amable e hilarantemente sanos con que Tim caracteriza y describe lo que observa. Esta voz inusual ha despertado las simpatías e identificación de su comunidad online, al punto que algunos dicen querer visitar el museo en cuanto concluya este período de distanciamiento social.

Organizar talleres, conferencias magistrales y charlas es una actividad frecuente dentro de los programas culturales de las instituciones museales. Tras el cierre de los museos, algunos de ellos reajustaron a la condición online, a través de su web y su canal en YouTube. Numerosos son los centros que han tomado esta iniciativa, pero uno de los más notables ha sido el Museo de arte digital (MuDA), de Suiza. Ha concebido un diverso programa de clases que tiene en cuenta a todos los grupos de edades, comprendidos entre los 6 y los 18 años de edad, los adultos y los pensionados. Las temáticas abarcan el audiovisual, la música, los juegos, la robótica, la electrónica, la programación, la animación, la codificación, las matemáticas, la geometría, la biología, el bordado y prácticas DIY o Do it yourserlf, las cuales pueden ser impartidas hasta en cinco idiomas, inglés, francés, alemán, italiano y suizo-alemán.

El COVID-19 ha cambiado las dinámicas de millones de personas en todas partes del mundo. Previendo la importancia de su registro para la memoria de la humanidad, disímiles son los museos y plataformas de contenidos que han solicitado a sus usuarios el envío de historias personales, fotografías, videos, dibujos, pinturas, collages, diarios, historietas o cualquier otro recurso a través del cual manifiesten las maneras en que el coronavirus ha incidido en sus vidas. La biblioteca digital Europeana y el sitio web Minnen, asociado a los museos de Suecia y Noruega, así como el Museum of Ordinary People y Museo Europäischer Kulturen (MEK), con los hashtags #TheseTimes y #CollectingCorona respectivamente, han lanzado este llamado, a fin de integrar a su colección los documentos y objetos que voluntariamente les quieran donar.

#MuseumBouquet

Adaptación y sobrevivencia. Los museos y sus estrategias en la red. Parte II

#MuseumBouquet

Yainet Rodríguez

Abril 30, 2020

 

En los primeros días de la cuarentena, más de 300 museos, galerías, bibliotecas y archivos se mostraron solidarios los unos con los otros a través de la publicación de obras de arte florales con el hashtag #MuseumBouquet. Todo comenzó cuando el Museo Smithsonian de Arte Americano envió una naturaleza muerta al Museo de Arte Akron. A ella luego se sumaron el MET, el Museo Field, la Colección Frick, el Guggenheim y muchos otros, los cuales compartieron alrededor de 7000 imágenes. Por otra parte, el hashtag #MuseumFromHome se ha popularizado para compartir contenidos de maneras innovadoras.

En las semanas previas a que se decretara la emergencia sanitaria en Nueva York, el Museo de la Ciudad de la gran manzana tuiteó la pintura The Turtle Tank, de Herbert Bolivar Tschudy, con el hashtag #MuseumMomentofZen. A partir de entonces se han compartido cientos de imágenes que transmiten paz y tranquilidad, con el fin de inspirar calma durante una situación de vulnerabilidad.  

Algunas iniciativas individuales también han alcanzado una gran repercusión mediática. El activista de la comunidad LGBT + en Reino Unido, Sacha Coward, a través de #MuseumAtHome en Twitter, ha convocado a realizar videos cortos y divertidos, de 60 segundos o menos, sobre aquello que te gusta de tu museo favorito, ya sea una pieza o un detalle arquitectónico. Su idea ha inspirado al Museo Británico, al Victoria & Albert Museum y a la National Gallery a etiquetar su contenido virtual con el hashtag. Su éxito también ha estimulado una serie de spin-offs que incluyen #ScienceFromHome, #CathedralsFromHome, #WritersFromHome y muchos otros.

A su vez, el Museo del Prado transmitió en vivo por Twitter el cierre temporal de sus puertas el pasado 12 de marzo. A raíz de ello, la institución lanzó la iniciativa #pradocontigo, un programa de acciones online a través de las redes sociales Twitter, Instagram y Facebook y de su página web. A partir de entonces ha dedicado una hora diaria a directos, en los cuales los curadores comentan obras, salas e itinerarios que se podrán volver a visitar cuando la institución abra de nuevo sus puertas al público. En esta semana ha actualizado su canal de YouTube con divertidas audioguías sobre algunas de sus obras más emblemáticas, entre ellas, Las meninas, de Velázquez y La familia de Carlos IV, de Goya.

Otro de los más importantes museos españoles, el Nacional de Arte Reina Sofía, ha relanzado bajo la etiqueta #ElReinaEnCasa, sus llamados microsites, tours exclusivos por sus exhibiciones. Su web temática más reciente es Fuera del canon, las artistas pop en la Colección, un contenido que se creó para el Día internacional de la Mujer.

dest Los museos y sus estrategias en la red. Parte I

Adaptación y sobrevivencia. Los museos y sus estrategias en la red. Parte I

Los museos y sus estrategias en la red. Parte I

Yainet Rodríguez

Abril 29, 2020

 

En estos días de confinamiento en casa he mantenido el contacto con varios amigos vía telefónica o por las redes sociales. Después de ponernos al tanto sobre nuestro estado de salud y el de nuestras familias, de conocer sus estrategias para abastecerse de lo necesario y saber cómo están gestionando sus economías, viene inevitablemente la pregunta ¿qué haces para pasar el tiempo, para entretenerte?

Según estadísticas oficiales, casi un tercio de la población mundial se encuentra bajo normas de distanciamiento social. Los museos, galerías, bibliotecas, archivos, teatros y otras instituciones culturales han cerrado sus puertas, han cancelado sus actividades culturales y han pospuesto diversos eventos y espectáculos como medida de prevención contra el COVID-19. Aislados cada quien, en sus hogares, la cultura, más indispensable que nunca para curar las heridas de la soledad y el estrés, así como para aminorar el abatimiento y contener el pesimismo, se ha trasladado como nunca antes de sus espacios físicos a Internet. Como resultado, ha sido considerable el incremento de la interacción digital. Por solo citar un ejemplo, las visitas virtuales al Museo del Prado han ascendido a 180 000 diarias, de las 20 000 que registraron en 2019 por estas fechas.

Siendo China el primer país en decretar a una parte de su población en cuarentena, sus museos fueron los pioneros en proponer la necesidad de generar servicios alternativos digitales dirigidos, fundamentalmente, a sus ciudadanos. En enero, la Administración Nacional del Patrimonio Cultural (NCHA) expresó que “alentaría a los museos e instituciones del patrimonio cultural de todo el país a utilizar los recursos digitales existentes y lanzar exposiciones en línea según corresponda, proporcionando al público servicios en línea seguros y convenientes”.  

Las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones han modificado la misión de los museos y la comunicación con sus públicos. El coronavirus ha colocado a las instituciones museales frente al inesperado desafío de hacer llegar colecciones y archivos de una manera atractiva y fresca hasta un público potencial sentado en el sofá de su casa. Ha sido en Internet donde se han acrecentado las diferencias entre las instituciones con métodos de comunicación tradicionales y los que toman el riesgo de conectar con sus audiencias y hacerlas oír por medio de estrategias interactivas. La tensión entre los llamados “arcaístas” y los “innovadores” ha sido decidida, finalmente, en las redes sociales.

La clave ha estado en repensar de qué manera los museos pueden cambiar las percepciones de las personas, contribuir a su bienestar y, al mismo tiempo, formar parte de sus experiencias cotidianas. En ese sentido, no ha bastado con hacer accesible las colecciones de los museos a través de la web y de apreciar las piezas con una resolución superior a la del ojo humano; de proporcionar una mayor inmersión a través de recorridos en 3D y 360 grados; incluir actividades e-learning para los niños; grabar podcast como recurso interpretativo de mediación para profundizar sobre temas de interés; o inaugurar exposiciones en línea. Ha sido necesario entender que las personas son mucho más que mero público; son el entorno de los museos, son el marco humano del que han surgido y en el que crecen. Son ellas quienes establecen diálogos entre el pasado y el presente, entre las colecciones y las voces de la actualidad, en la búsqueda de un nexo con la historia de la humanidad y la memoria.

dest Defensa de la Tesis de Maestría El público dinamizador del espacio museal

Defensa de la Tesis de Maestría “El público: dinamizador del espacio museal”

Defensa de la Tesis de Maestría El público dinamizador del espacio museal

Febrero 28, 2020

 

Los museos actualmente se enfrentan a una generación de públicos heterogéneos que requieren de experiencias cada vez más sugerentes y de un lenguaje contemporáneo apoyado en las nuevas tecnologías. Los visitantes de hoy demandan un espacio museal que los invite a aprender, personalizar sus experiencias y hallar en él un sitio de múltiples puntos de vistas.

Los espacios museales necesitan conocer las reacciones y opiniones que los públicos tienen de acuerdo a las coyunturas específicas de cada institución, contexto y comunidad. Emprender un estudio sobre cómo se consume la propuesta museológica constituye una necesidad objetiva porque es una herramienta esencial para evaluar las exposiciones, los contenidos, las colecciones y los programas culturales de los museos.

En ese sentido, se enfoca la tesis en opción al Título de Máster en Historia del Arte, por la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana, de la Lic. Yenny Hernández Valdés, Especialista en Promoción de la Actividad Cultural del Centro para la Interpretación de las Relaciones Culturales Cuba-Europa: Palacio del Segundo Cabo, de la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana.

Con el título El público: dinamizador del espacio museal. El consumo cultural de la propuesta interpretativa del Palacio del Segundo Cabo en diferentes sectores de público, la defensa de la tesis fue discutida en la Sala Polivalente del Palacio, con un tribunal compuesto por la Dra. Mei Ling Cabrera Pérez, el Dr. Michael González Sánchez y la Dra. Magda Resik como oponente.

El Centro para la Interpretación de las Relaciones Cuba-Europa: Palacio del Segundo Cabo propone nuevas tendencias museológicas y museográficas en una experiencia sin precedentes en el país. Las teorizaciones desarrolladas por vertientes museológicas actuales como la Museografía Crítica han sido esenciales para definir su propuesta expositiva. En concordancia con discursos curatoriales más atrevidos, en él se despliega un recorrido museográfico con amplia presencia de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs), que difiere del montaje tradicional, a la vez que presenta un diseño dinámico y atractivo que ofrece la posibilidad de la intervención participativa.

En la investigación se hizo referencia a estudios de público efectuados en museos y centros de interpretación a nivel internacional, en los que se implementa la Museografía Crítica, sistematizando técnicas aplicadas y sus resultados. Se realizó una valoración del proceso de consumo cultural de los contenidos patrimoniales que ofrece la propuesta expositiva del Palacio del Segundo Cabo, en diferentes usuarios, a partir de una operatividad teórico-práctica sustentada en la Museografía Crítica y los estudios de público. Asimismo, se presentaron las conclusiones de las diferentes técnicas implementadas para conocer a los visitantes, sus expectativas, sus niveles de satisfacción y las experiencias resultantes de su visita.

Según la Lic. Valdés, en el segundo capítulo se analiza cómo la Museografía Crítica en el Palacio del Segundo Cabo reclama al usuario como un agente configurador del espacio museal, desde el cual proponer una institución cualitativa que aborda significados culturales y que incorpora soluciones museográficas audaces. Por tanto, la propuesta curatorial del Palacio del Segundo Cabo favorece la implicación relacional del visitante con el espacio, así como su independencia en la construcción de su propia experiencia museal.

Aunque el recurso tecnológico en el museo funciona como un medio para comunicar el contenido patrimonial, y no como un fin en sí mismo, la apropiación de este se ve favorecida por el componente lúdico en las salas Línea del Tiempo, Música y Danza, El Gabinete y Arquitectura y Urbanismo.

Si bien todos los resultados son positivos, la propuesta interpretativa del Palacio del Segundo Cabo aun requiere de una sostenida gestión para alcanzar una mayor visibilidad comunicativa en los medios de promoción, para proyectar una museografía más incluyente que permita atender a públicos con necesidades educativas especiales y fomentar una sólida relación entre los adultos mayores y la exposición permanente.