La (des)gracia del destinatario que no soy

Noviembre 29, 2013

Entre los días 26 y 27 de este mes se celebró en el Colegio Universitario de San Gerónimo la Feria del Conocimiento, evento que a tenor del proyecto Fortalecimiento de las entidades que promueven la puesta en valor del Patrimonio Cultural de La Habana Vieja mediante la captación y desarrollo de nuevas tecnologías y con vistas al programa de investigación, desarrollo e innovación europeo, Horizon 2020, redondeó las líneas de investigación de la Oficina del Historiador, recogidas en la Agenda Estratégica 2013.

En dicha Agenda se define tres núcleos fundamentales orientados hacia el patrimonio cultural: Conservación del Patrimonio Cultural; Gestión del patrimonio cultural; y Ciudad y territorio. La segunda de las líneas mencionadas, afín a nuestra plataforma de competencia, contempla la gestión documental, la gestión sociocultural, la gestión del patrimonio arqueológico y del patrimonio musical cubano del período colonial, las nuevas tendencias de la museología y la museografía, así como las políticas para la puesta en valor del patrimonio.

En consonancia con el apartado de museología y museografía, el 27 de noviembre se realizó la presentación del Palacio, con el título: Desde lo sensitivo y la interactividad: retos a la museografía. La propuesta del Segundo Cabo. El programa de exposiciones también comprendió la gestión de información del patrimonio documental en el Centro Histórico, la aplicación de los Sistemas de Información Geográfica (SIG) en la arqueología, la propuesta de un observatorio cultural y de un guión museológico para el Museo de la Fotografía.

Luego de escuchar a los ponentes me cuestionaba si en nuestra consideración ha tomado protagonismo el usuario. Pese a que existen inquietudes en torno al  consumo cultural, el impacto de la cultura en el desarrollo local, la interacción del patrimonio con su entorno, la participación ciudadana, el fortalecimiento de la identidad cultural del territorio y la elaboración de planes integrales de gestión para museos y entidades culturales, es visible el énfasis sobre el objeto, un apego que se mantiene monolítico en su estructura interna porque existe el miedo de que este perezca.

Sin embargo, los museos perecen, y con él sus colecciones auráticas, cuando el circuito emocional de sus productores y/o destinatarios no aspira el núcleo de la memoria del que es portador el objeto. De hecho, el patrimonio decrece cuando no se difunde, cuando su gestión no genera nuevas preferencias que a su vez incide en la forma de su construcción, cuando el acceso limitado impide su re-creación por usuarios potenciales…Hablamos a menudo de un nuevo tipo de museo asociado a los criterios de memoria viva y flexible, sistema abierto e interactivo, corredor de entendimientos enfocados en el sujeto, pero ¿avanzamos a conciencia hacia esas señas de museo revolucionado? ¿Entendemos que el destinario del museo es co-partícipe del patrimonio cultural? ¿Damos los pasos pertinentes para colocar en su conocimiento que el patrimonio es suyo y que tiene derecho a acceder libremente a él?

Ayer pasaba por la calle Obrapía y observé como un grupo de señoras y señores de la tercera edad aplaudían efusivamente a un cantante de música tradicional. Aquello me causó más tristeza que alegría, pues el relato museal no suele tener esa pregnancia, ni suscitar esa conexión poderosa.

Estamos en tiempo de recodificar el diálogo entre las instituciones y sus visitantes, trazar estrategias teniendo en consideración el público específico al que van dirigidas, formular discursos que, pese a estar sometidos a los continuos cambios de gusto y al dinamismo de la sociedad cubana de hoy, cree y fortalezca vínculos afectivos. Demandamos de espacios que se reactiven con nuevos significados. Requerimos ganar en informatividad, es decir, ocasionar la sorpresa, lo no esperado, generar marejadas de pensamiento, movilizar el ánimo, persuadir, dar voz y acrecentar en valoración.

Quizás así el museo deje de ser un algoritmo estable y predecible (en sus metodologías, formatos de exposición, presentación de las colecciones, selección de los contenidos, etc.), para devenir un corpus versátil que mantiene una relación de autonecesidad y pragmatismo con su contexto, los agentes y el tiempo histórico en el que se inserta. No basta con cambiar la superficie o ansiar la “novedad” si las estructuras que nos estructuran operan con los mismos códigos de antaño.

Variemos la semántica y el sentido de la oración se enriquecerá con otras denotaciones y connotaciones. El reto está en hacer traducible una pléyade de significantes que ahora mismo son sonidos inarticulados y confusos, y no temer; siempre hará oportunidad para enderezar lo torcido y revisar posturas, obedeciendo al bien público, por encima de la voluntad individual. De lo contrario, nos queda volvernos obsolescentes en el umbral del futuro prometido a un destinatario incógnito y anulado.

contenidos culturalesFundación TecnaliaLa Habana Viejamuseografiamuseología

Compartir

Artículos relacionados

Visita al Gabinete

Alta representante de la Unión Europea visitó Palacio del Segundo Cabo

Marzo 26, 2015

La Excma. Sra. Federica Mogherini, alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, y vicepresidenta de la Comisión Europea, recorrió el habanero Palacio del Segundo Cabo, que hoy se beneficia con un proceso de ... más>>

Ofrenda homenaje a Néstor Arangurenr

Ofrenda homenaje a Néstor Aranguren en el Palacio del II Cabo

Enero 29, 2015

Por indicación del Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler, este martes 27 de enero varios directivos de la Oficina del Historiador se reunieron para rememorar al patriota Néstor Aranguren, bajo la tarja que en el portal del Palacio perpetúa su memoria. ... más>>

Taller Ciudad y Puerto

Acoge el Palacio del Segundo Cabo Taller Ciudad y puerto: la experiencia europea y los desafíos de La Habana hoy

Enero 23, 2015

En el marco del proyecto “Gestión integral participativa y sostenible para el desarrollo local del Centro Histórico y la Bahía de La Habana” tiene lugar en nuestro palacio el taller Ciudad y puerto: la experiencia europea y los desafíos de La Habana hoy, ... más>>

Ajiaco

El ajiaco y la identidad nacional

Marzo 7, 2014

El desarrollo histórico de la cocina cubana —como afirmaba Nitza Villapol— corre parejo, en sentido general, al de nuestra cultura. más>>

Sala del libro

Una Sala para el Libro

Febrero 11, 2014

El Palacio del Segundo Cabo brinda por primera vez una importante oportunidad de visibilización al patrimonio bibliográfico cubano. La iniciativa lleva por nombre Sala del Libro. más>>

Ver todos los artículos relacionados (65)

DÉJANOS UN COMENTARIO


*