Destacada

Hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre

Virgen de la Caridad del Cobre

El hallazgo de la imagen de Nuestra Señora de la Caridad por los tres Juanes en la bahía de Nipe, marca el inicio de una devoción que con el tiempo se ha convertido en parte indisoluble de la identidad nacional.

El culto a la Virgen María, sus milagros y la encarnación propia de la Caridad en la nación, han propiciado que su impronta trascienda lo religioso y se inscriba como hecho cultural de gran trascendencia en el pueblo cubano. Es en el siglo XIX donde cristaliza su cubanidad, al ser invocada y llevada consigo por los mambises en las guerras por la independencia. Después, en la República, estos mismos ya veteranos solicitan al Papa su conversión en Patrona de Cuba.

La virgen de todos los cubanos, por obra y gracia de nuestro sincretismo, también Oshún, Cachita, la Virgencita, o la Virgen Mambisa, se afianza en el imaginario nacional como un símbolo de unidad para todo el país.

dest

Alzamiento y represión de los independientes de color

Alzamiento y represión de los independientes de color

El Partido Independiente de Color fue una organización política fundada el 7 de agosto de 1908, por el veterano luchador de nuestras guerras de independencia, Evaristo Estenoz Corominas, para enfrentar la discriminación de los negros y mestizos. El Programa de los Independientes era sumamente avanzado para su época, al abarcar temas fundamentales como los derechos obreros y ciudadanos, la instrucción pública y la entrega de tierras a los campesinos.

Ante el auge de la organización, el senador Martín Morúa Delgado propuso a este Cuerpo legislativo una Enmienda que prohibía los partidos exclusivistas y organizados por raza, ilegalizando así al Partido de los Independientes. No obstante, la ilegalización y la represión, el Partido continuó su bregar público llegando este a su máxima expresión en 1912, cuando los integrantes de sus bases deciden alzarse en armas entre mayo y julio.

Los malos tratos y el racismo que imperaban bajo el gobierno de José Miguel Gómez, fue el motivo determinante de este levantamiento armado. Duramente reprimido por el Ejército Nacional, se calcula que fueron asesinados entre 2000 y 6000 negros y mestizos, entre ellos sus principales líderes Evaristo Estenoz y Pedro Ivonet. Como han planteado varios historiadores, con esta represión celebrada por la prensa y varias de las principales figuras políticas del país en la época, el mito de la igualdad racial quedó sin sustentación práctica en la República cubana.

dest

Se canta por primera vez públicamente La Bayamesa

La Bayamesa

En 1867, en el Club Revolucionario de Bayamo, algunos de sus integrantes solicitaron a Pedro (Perucho) Figueredo que compusiese una melodía que, como La Marsellesa, acompañara a los revolucionarios en su lucha por la independencia. Nació así el que después devendría Himno Nacional de Cuba.

El 20 de octubre de 1868, en la Plaza Mayor de Bayamo, una multitud enardecida pidió a Perucho escribir la letra de aquella música, y cuenta la leyenda que sobre la grupa de su caballo, ante los gritos de ¡Viva Cuba Libre!, el inspirado bayamés, concibió las estrofas que hoy cantamos con respeto y veneración. La Asamblea de Guáimaro en 1869 lo adoptó como Himno de la Independencia y de los revolucionarios cubanos. Así, las constituciones de la República de Cuba en Armas y las siguientes han consagrado su carácter como uno de los símbolos fundamentales de la nación.

Destacada - copia

Creación de la Bandera cubana por el patriota cubano Miguel Teurbe Tolón

Bandera cubana creada por el patriota cubano Miguel Teurbe Tolón

Dos versiones existen de la autoría del diseño de  nuestra enseña nacional. Quizás la más fidedigna es la que atribuye la obra a dos patriotas al mismo tiempo y que parte de lo narrado por el novelista Cirilo Villaverde en 1873. Según el escritor, en la casa neoyorquina del intelectual Miguel Teurbe Tolón, donde transcurrían habitualmente reuniones entre emigrados cubanos que buscaban la independencia de la Isla, en una acaecida en la primera semana de junio de 1849 surgió el diseño, dictado por el General Narciso López a Teurbe Tolón, apelando a su destreza en el dibujo. López esbozó la idea a partir de su bandera tricolor diseñado para su conspiración La Mina de la Rosa Cubana, pero variando sus atributos.

El historiador cubano Enrique Gay-Calbó pone en duda la total autoría de López a partir de los significados dados a cada atributo. Lo que sí no ha podido ponerse en duda fue la labor de confeccionarla en tela  como maqueta y realizada de inmediato por la patriota y esposa de Teurbe Tolón, Emilia Teurbe Tolón. A instancias de López la joven e intrépida joven se dirigió a Cuba, embarcándose para Matanzas, so pretexto de la enfermedad de su madre, y llevando la bandera dentro de un cojín. Así fue reproducida y distribuida entre los grupos conspirativos en los tres Departamentos, donde fue acogida y reconocida como la enseña de la Patria Libre.

Destacada

La Giraldilla

La Giraldilla. Castillo de la Real Fuerza

La Giraldilla es una de las obras más antiguas y representativas de La Habana. Su imagen es una veleta con la figura de una mujer sosteniendo en su mano derecha una palma de la que solo conserva el tronco, y en su izquierda, en un asta, la Cruz de Calatrava, orden a la que pertenecía Juan de Bitrián y Viamontes, gobernador de la Isla entre 1630 y 1634. Tiene 110 centímetros de alto y en su pecho aparece un medallón con el nombre del autor. La falda que la engalana está recogida sobre su muslo derecho.

Fue esculpida en bronce por el artista español Gerónimo Martín Pinzón y se cuenta que se inspiró en la historia de amor de Isabel de Bobadilla y Hernando de Soto, en la eterna espera de Isabel en el Castillo de la Real Fuerza por el regreso de su amado, quien había partido a la conquista de la Florida.